Espacio Público : Puente esencial de comunicación entre ciudadanos

Publicada en Publicada en IMU en los medios

“Retomar como prioridad el espacio público y su diseño, las vialidades, las banquetas y los parques, porque son de todos; es lo que nunca cambia, es lo que hace que una ciudad tenga categoría y provea calidad de vida”, mencionó Francisco de Paula Búrquez, Senador de la República en entrevista para Inmobiliare Magazine, quien lo establece como uno de sus puntos primordiales en su propuesta de Reforma Urbana. Cabe destacar que la opinión del funcionario de gobierno concuerda con la del Director y Cofundador del Instituto Mexicano de Urbanismo -IMU-, Ricardo David de Pirro, ya que explica que “el espacio público es la clave de la comunicación en nuestro país, el éxito del mismo, la clave del futuro; todo espacio público de México está conectado, si no lo está, no es tal”.

Además, Ricardo de Pirro menciona que otra de las claves esenciales en el espacio público es que sea seguro para el desconocido, “(tener) esa libertad para moverte es la clave, desplazarte en bici si te da la gana, es un derecho fundamental de la constitución mexicana”. Por ende, Francisco Búrquez prioriza la buena planeación de un espacio público, porque eso le permitirá a la gente lograr desplazarse gracias a una red bien articulada de vías primarias, secundarias y locales, así la gente puede cumplir sus satisfacciones como peatón, ciclista, conductor de automóvil o usuario de transporte público.

De Pirro como Búrquez comparten otra opinión al concluir que quien debe asumir total responsaricardo-david-de-pirrobilidad del espacio es el gobierno. “El IMU ha trabajado de la mano con autoridades para el buen manejo del mismo; su forma de cuidarlo para evitar se convierta en un punto de oportunidad para la delincuencia, si son peligrosos o están abandonados”, enfatiza el directivo. Mientras el senador indica que esto no está ni siquiera contemplado en la legislación, “la Reforma Urbana busca darle todas las herramientas al gobierno para ser el actor principal de la construcción del espacio público”.

ricardo-david-de-pirro-280x300

En este sentido, el director del IMU mencionó también el trabajo conjunto que ha realizado con la Secretaría de Salud para la instalación de bebederos en los parques públicos, y evitar así el consumo de refrescos, porque México es el segundo país con diabetes tipo B, detrás de China, debido a la vida urbana. “Es la vida acelerada, es el transporte, el no poder comer en casa; en este mundo tan acelerado comemos mal y rápido: papitas, refresco…”, explicó Ricardo de Pirro.

Sin embargo, el tema no termina ahí, ya que existen parques, unidades o vialidades cerradas, las cuales no permiten el libre tránsito de los peatones, “el espacio público tiene que estar despejado, el gobierno no lo puede utilizar para lo que quiera, pues es un espacio de comunicación, un espacio democrático; lo que estamos tratando de hacer es clarificar las reglas para que sean lógicas”, asentó Ricardo de Pirro, ya que muchas veces se hacen negocios en los espacios públicos y los ciudadanos no tienen acceso a él.

¿…Y la parte edificable?

Para 2018, uno de los eventos más importantes es la promulgación de la Constitución de la Ciudad de México, donde el Distrito Federal pasará a ser el Estado número 32 de la República. El senador Búrquez, por tal motivo, contempla una Reforma Urbana que considere el ya mencionado espacio público y la parte edificable del mismo. Ésta da pie a mayor flexibilidad para que futuras construcciones sean al gusto, necesidades y capacidades de los habitantes de las grandes urbes.

¿Qué pasa con la ciudad? Ambos entrevistados establecen que la gente se está partiendo a la periferias, sus edificios como sus personas; además, los ciudadanos no tienen la oportunidad de conseguir una vivienda de acuerdo a sus intereses. “Esto haría que esas 500 mil familias al año que hoy tienen que irse a zonas de peligro, estén atendidas por una oferta formal de lotes con servicios”, afirmó Francisco Búrquez, además de mencionar que ha imperado una política excluyente, por ende, debe haber más sistemas de financiamiento para aquel las personas con menos recursos, además de tener en su poder la decisión sobre dónde instalarse.

Mientras tanto, Ricardo de Pirro menciona puntos destacables en la planificación de ciudades, principalmente de la CDMX:

La ciudad transporta seis millones de personas al día a seis pesos por viaje, una cantidad insignificante de dinero comparada con otros lugares del mundo, donde el transporte es más cómodo, de mejor calidad, mejor cuidado y mantenido, pero mucho más costoso.francisco-burquez
Entre 1965 a 1985, la ciudad vivió uno sus mayores crecimientos tras la inmensa migración proveniente de zonas rurales en busca de oportunidades. Hubo intensa industrialización, gran inversión en sus servicios, transporte e infraestructura, los cuales se han detenido, mientras la explosión demográfica continúa su camino.
Tal como lo menciona el Senador Búrquez, el IMU está preocupado en el tema de regeneración de la ciudad. La expansión de la ciudad ha sido hacia la periferia, envejecen los edificios, los problemas sociales aumentan, los ciudadanos se resisten a la densificación y temen por su patrimonio –si el edificio donde viven es vendido en beneficio de los dueños, la plusvalía habrá aumentado el costo del inmueble, ¿y su renta?
¿Entonces dónde queda el papel de los urbanistas? El Senador menciona que debe revalorarse su labor como tales, porque ellos son los que piensan en la gente. Son los partidarios de planificar a 50 años, según Ricardo de Pirro, lo que Búrquez confirma diciendo que las ciudades “deben ser creadas para siempre”, además de compartir que las vialidades son hechas por expertos como ingenieros viales, cuando el trabajo también le compete a los urbanistas.

A raíz de esto, de Pirro dice que “no hay que traer a un experto de Suiza (un país con apenas 7 millones de personas y sistemas lineales) para que planifique una ciudad como ésta, donde los sistemas son complejos y tenemos 22 millones de habitantes. La experiencia debe sacarse de la gente que lleva años trabajando en la ciudad, en instancias como el metro, por ejemplo; lo que saben es oro, porque es experiencia pura. El urbanismo debe ser práctico y debemos buscar maneras de responder inmediatamente a los problemas. La ciudad siempre ha sido un campo de batalla con los poderes, siempre imperan los criterios políticos sobre los técnicos, lo que provoca que las soluciones de los urbanistas acaben siendo equivocadas”, afirma el director del IMU.

Por Alejandro Rojas

Publicado originalmente en INMOBILIARE.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *